-->

Pequeños soñadores

22 oct. 2011

stop for a minute and smile.

Rebuscaré entre los recuerdos aquella persona que me abrazó cuando hacía frío, esa persona que me sonrió cuando me vio llorar, que esperó a que todos se fueran para quedarse, el que me regalaba tantos momentos felices a cambio de nada... aquel que decía que llorar era de valientes, pero que reír lo era aún más.
Esa persona, la que me enseño a valorar cada detalle de la vida, a reírse de uno mismo, el que decía que la vida se medía por las alegrías y no por días.
Esa persona en quien confiar, querer de una manera distinta, sonreir y llorar por sun comañía. El que me hacía enterrar la tristeza con un suspiro.
Y tristeza cuando me dejó. Se alejó sin darme tiempo a asimilar su pérdida, sin poder decirle un: sin ti no soy nada o un simple "te echaré de menos, tonto".
Pero a su paso dejó algo más que una huella, un corazón roto, una promesa en el olvido, una cara de un desconocido, un “hasta luego” y no un “enseguida nos veremos”.
Así me arrancó mi sonrisa, mis sueños, y llevándose todos esos momentos, encerrándolos dentro de mi corazón bajo llave, para que no vieran la luz ni añoraran esa existencia ni su sola presencia,.. y me dejo con la incertidumbre de si alguna vez existió de verdad.
Así te buscaré una vez más en sueños, te volveré a decir por última vez un "te quiero" y volveré a despertar y seguiré sin recordar tu rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario