-->

Pequeños soñadores

30 ago. 2011

Aprende a ver lo bueno donde no lo hay.

Sonríe, es lo único que te queda. De momento fuerza una pequeña sonrisa, de esas que te salen del corazón. Observa el vaso, esta medio lleno, no semi vacío. Tienes que pensar siempre así. ¿Quién sabe? Quizás le importas de verdad a alguien. ¿No dejarás de sonreír por eso no? Sácale la lengua al mundo, sonríele al resto, no dejes que nadie ni nada te impida sonreír. Piensa que llorar es la opción fácil, pero sonreír no. A lo mejor no es tan malo, piénsalo, el final de algo también significa el comienzo de algo mejor.
Y si a pesar de todo sigues teniendo 101 razones para llorar, acuérdate de esa sonrisa, sí de esa, demuéstrale a todo el mundo que todavía la conservas, que nadie te puede ganar.
Por que sé que sacarás fuerzas hasta donde no las haya con tal de seguir adelante y conseguirlo. Suerte y paciencia, la mitad del camino ya esta hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario